Justicia y Paz Madrid: comunicado ante Declaración Unilateral Independencia en Cataluña

Comunicado de Justicia y Paz Madrid ante la Declaración Unilateral de Independencia en Cataluña:

Madrid, 28 de octubre de 2017

Los miembros de la Comisión Diocesana de Justicia y Paz de Madrid vivimos con seria preocupación los graves acontecimientos que han desembocado en la Declaración unilateral de independencia en Cataluña.

Constatamos que estamos en una sociedad cada vez más polarizada y en posturas encontradas que engendran violencia, tanto con palabras como con gestos y acciones, sembrando odio y profundas disensiones en el seno de las comunidades tanto civiles como religiosas. Divisiones que distorsionan la convivencia y debilitan las relaciones sociales e incluso las familiares.

Ante esta situación queremos expresar nuestras convicciones y compromisos.

Consideramos que es tarea de todos fomentar y reconstruir espacios donde se favorezca la cultura del respeto, del encuentro, de la solidaridad, de la concordia y de la paz entre todos  siempre según la verdad, el bien común y reconociendo las acciones que generan exclusión, pobreza, división y dolor.

Por ello, nos comprometemos a fomentar y a trabajar por:

  • La reconciliación: comprometiéndonos a eliminar de nuestro lenguaje cotidiano cualquier palabra que hiera o ridiculice a los otros (Mateo 5,23-24), tanto en los medios de comunicación como en las redes sociales o en los espacios públicos y privados.
  • La regeneración moral de nuestro país en los ámbitos de la política, de la comunicación, de la economía y de la sociedad en general como nos recuerda la doctrina social de la Iglesia (Nota de los Obispos de Cataluña, 11 de mayo de 2017).
  • El diálogo: a pesar de su dificultad, es imprescindible fomentar una cultura del  diálogo honesto, sincero y leal, dentro del marco  constitucional.
  • La fraternidad universal que anhela un mundo con más puentes y menos fronteras, donde se realice el sueño de Dios: un “nosotros” colectivo tan ancho como el mundo.

Queremos mostrar nuestro apoyo a la Declaración del 27 de septiembre de 2017 de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española ante la situación en Cataluña.

Igualmente, queremos proponer a toda la sociedad los valores del evangelio que ayudan a elevar los listones morales comunitarios y a facilitar una convivencia armoniosa. El amor, la fraternidad y, cuando sea preciso, el perdón deben prevalecer aun en medio del conflicto, como contribución a la cultura de la paz que cure las heridas abiertas y evite mayores fracturas sociales.

Como ha dicho la Comisión General de Justicia y Paz de España, “la convivencia y la paz solo se acrecientan cuando intentamos vivir con los demás buscando el bien común”.

Por último,  pedimos a todos a los cristianos su oración a Dios  y su compromiso activo para  acompañar estas situaciones desde la esperanza y la custodia de la paz social.

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *