SARCU: Servicio Asistencia Religiosa Católica Urgente

SARCU⇒ El SARCU (Servicio de Asistencia Religiosa Católica Urgente) se pone en marcha el 15 de mayo de 2017. Y es:

  • Un servicio de nuestra Archidiócesis de Madrid durante la noche (de 22.00 a 7.00) todos los días del año.
  • Atiende a casos urgentes y graves: moribundos, situaciones de peligro vital físico o psicológico, grandes accidentes o catástrofes, violaciones de los derechos humanos que requieren una rápida actuación… etc.
  • Proporciona un sacerdote con una simple llamada telefónica.
  • El SARCU y ese mismo sacerdote, tras el servicio al que haya acudido, procurarán en los días siguientes complementar su ayuda -si se ve necesario- poniendo en contacto con la parroquia, servicios de escucha, o lo que sea preciso.

⇒ Además, el SARCU está preparado para, en caso de una urgencia masiva, activar a todos los sacerdotes colaboradores a cualquier hora del día o de la noche:

Debajo de este vídeo tienes más información y unos audios que comentan todo esto más ampliamente.

⇒ ¿Cómo funciona el SARCU? Es sencillo:

  • Llama al 913 717 717 de 10 de la noche a 7 de la mañana (fuera de esas horas, el servicio está inactivo).
  • Te atenderá directamente un sacerdote. Explícale la situación y él cogerá todos los datos precisos para intervenir.
  • El sacerdote te rellamará para comprobar que no se trata de una broma o de algo mal intencionado.
  • Al poco tiempo, el sacerdote se personará para acompañar pastoral y evangélicamente la situación que lo requiere.
  • Ese sacerdote y el SARCU procurarán en los días siguientes complementar su ayuda -si se ve necesario- poniendo en contacto con la parroquia, servicios de escucha, o lo que sea preciso.

⇒ ¿Puede llamar cualquiera y para cualquier cosa?

  • , naturalmente que puede llamar cualquiera.
  • Pero no para cualquier cosa. Se requiere que, efectivamente, se trate de una situación urgente. Si tu problema es genérico, mejor espera a que sea de día, y acude a cualquier iglesia, donde se te atenderá en tu necesidad.
  • Y ten en cuenta una cosa: si necesitas que se atienda a un enfermo o enferma de un hospital público (y de algunas clínicas privadas), mejor dirígete a las enfermeras que esté de noche. Esos hospitales tienen todos capellanes de guardia.

⇒ ¿Cuánto cuesta el que acuda un sacerdote del SARCU?

  • Absolutamente nada. “Lo que habéis recibido gratis, dadlo gratis” (Mateo 10, 8).

⇒ Soy sacerdote. ¿Cómo puedo apuntarme como sacerdote colaborador del SARCU?

  • Contacta con la Secretaría de nuestra Vicaría de Pastoral Social e Innovación en el teléfono 91 454 64 22.

1. Aquí tienes un audio que profundiza el por qué evangélico y pastoral del SARCU en la voz de Pablo Genovés, coordinador del SARCU (COPE, 23.4.17):

2. Y aquí tienes otro audio en el que Bienvenido Nieto, director del SARCU, resume todo lo anterior (COPE, 21.4.17):

[programa completo en la web de El Espejo de Madrid]

3. Un nuevo audio sobre el SARCU, esta vez de Bienvenido Nieto en RNE (“Esto me suena”, 19.5.17):

4. Artículo en el semanario diocesano Alfa y Omega (27.4.17): pulsa aquí.

5. Reportaje en el diario digital El Español (21.5.17): pulsa aquí.

6. Europa Press lanzó a sus abonados una noticia sobre el SARCU, que fue recogida en diversos medios digitales el 11.5.17: La Vanguardia, El Periodico, El Dia… En su edición impresa de Madrid lo publicó El País el 16.5.17.

7. El programa Últimas Preguntas, de La 2, habló del SARCU en su programa del 25 de mayo. He aquí el corte:

8. Una nueva entrevista, esta vez en HM televisión, de la Fundación EUK Mamie, el 27 de junio de 2017.

9. Un espléndido reportaje de Elena Genillo (@helengenillo) en La Razón, publicado el 26.6.17. Le dedicamos una entrada especial: pulsa aqui para verla.

1o. Reportaje colgado en Zoomin TV, una cadena de reportajes televisivos en internet con sede en Amsterdam (hay bastante en español, pero algunos rótulos están en inglés):

26 comments

  1. Me parece una innovación muy importante. Es muy de agradecer este esfuerzo por parte de los sacerdotes. Un aspecto más de la gran labor que desempeñan y que tanto debemos agradecerles siempre.

    1. Gracias por tu comentario, Nuria. En realidad, el esferzo no es sólo de los sacerdotes, es de todos, tambien de ti. Cada uno en su papel: actuar, orar, difundir, agradecer a Dios… Un saludo.

  2. Estos si son mis hijos y mis hermanos .Uy yo con ellos hasta el final.Corramos todos junto a La Purísima que los proteja y el Espíritu Santo los guie.Bendito sea mi Dios que anda como un verdadero loco enamorado de sus almas.

    1. Gracias por tu comentario, María del Rosario. Y gracias por tu oración, que es la mejor fuerza para todo este caminar.

  3. Me parece una idea genial.
    Contar con asistencia espiritual las 24 horas del día es una gracia de Dios impagable.

  4. Una vez más estamos empezando la casa por el tejado
    El servicio religioso de los Hospitales está atendido por capellanes las veinticuatro horas del día y todos los días del año, de forma que los enfermos y sus familiares pueden acudir a ellos en cualquier momento.
    El servicio que tantos sacerdotes parece están dispuestos a prestar es más necesario que lo presten en las parroquias a las que estén adscritos, manteniéndolas abiertas y no cerradas a cal y canto excepto en las horas de celebración de la Eucaristía.
    Es preciso que conozcan un poco mejor los servicios que ya se prestan antes de dedicarse a innovar.

    1. Gracias por tu comentario, María Eugenia.
      Es cierto que los hospitales públicos y algunos privados tienen capellán, y, de hecho, así lo contempla el SARCU, que en caso de recibir alguna llamada de esas entidades está preparado para derivar hacia su capellán. Pero también es cierto que hay otros sitios que no tienen cappelán: algunas residencias de ancianos, centros de menores, clínicas y hospitales privados, etc. Y, además, el SARCU no se dirige sólo a situaciones de enfermedad grave, también se destina a otras siuaciones urgentes que, aun no siendo de ámbito sanitario, pueden requerir la presencia de un sacerdotes.
      Por otra parte, el SARCU no sustituye a las parroquias, pues son bastantes las que ofrecen un teléfono de atención disponible las 24 horas. Pero no siempre pueden ofrecer ese servicio, pues hay noches en las que el sacerdotes puede estar ausente. Nuevamente es ahí donde entra el SARCU.
      Respecto a la apertura de templos, estamos totalmente de acuerdo en que lo dieal es que estuvieran abiertos todo el tiempo posible. Pero la verdad es que, tristemente, no siempre es posible tener un templo abierto con una persona que lo atienda y que prevenga robos, actos vandálicos, o cualquier otro contratiempo.

    2. Siento decirle que incluso si las parroquias estuvieran abiertas 24 hrs los 365 días del año, alguien en los ultimos momentos de su vida no podría acercarse a su parroquia o al capellán del hospital, ni de día ni de noche. Y nunca se sabe quién pueda necesitar de esta “innovación”, y bien podría ser usted o alguno de sus seres queridos.

      1. De hecho, las llamadas que hemos atendido hasta hoy no han provenido de sitios donde fuera sencillo acudir a la comunidad cristiana respectiva. Y, además y como ya se ha comentado, el SARCU no atiende sólo a personas en el final de su vida, sino tambien a otro tipo de situaciones urgentes no fácilmente planteables en este horario nocturno.

        1. Gracias por la respuesta :))
          Mi comentario era para Maria Eugenia, sólo quería aclarar eso. Un saludo cordial, Pepe

  5. Respetuosamente como hijos de un mismo Padre, de una misma Iglesia. Creo que esta supuesta innovación no hace mas que “volver mas ligera la vida del creyente”. En la vida cristiana al creyente se le va educando para que asista a su parroquia, para que reciba constantemente los sacramentos y si está enfermo de gravedad se acerque un sacerdote a que le imparta la Santa Unción. Con esta “innovación” en vez de exhortar a los feligreses a vivir su vida de fe, acercarse a los sacramentos, a su párroco, sucederá lo contrario. Es decir, ahora ellos con una simple llamada tendrán los servicios religiosos a la puerta de su casa como si fuera la competencia de Amazon. La Iglesia es algo mas que una estación de servicios, al final esta medida terminará contribuyendo para alejar todavía mas a la gente de sus parroquias.

    1. Gracias por tu comentario, Laura. El diálogo dentro del Pueblo de Dios, con la sinodalidad con que lo has planteado en tu comentario, siempre es un don del Espíritu, que nos hace crecer unos a otros en este caminar el Reino hoy, aquí, y con nuestros hermanos los hombres y las mujeres de este mundo. El SARCU no creemos que aleje de sus comunidades cristianas a los que participan de forma más o menos viva en ellas. Lo que pretendemos es acercar el rostro tierno y acompañante de Jesús a aquellas situaciones que no están tan acostumbradas a la vida de comunidad o que, simplemente, en ese momento no pueden pedirle auxilio y cercanía a su parroquia, grupo, etc. EL SARCU ofrece la presencia de nuestra Iglesia de Madrid sólo en situaciones de URGENCIA -como, de hecho, hacen ya muchas comunidades cristianas que pueden hacerlo-, y cuando otro tipo de asistencia no es posible. Saludos en esta espera de Pentecostés.

    2. Sra. Laura, respetuosamente, me parece que este servicio no está exclusivamente dirigido a católicos practiantes, sino a cualquier persona que verdaderamente lo necesite. No tenga miedo de que esto aleje a nadie de su práctica religiosa, al fin y al cabo, eso sólo “afectaría” a quienes aún les queda vida por delante, no a quien va a morirse en breve… Digo yo.

      1. Así es, Pepe, gracias por tu comentario. La Iglesia vamos codo con codo con todos los hombres y mujeres, sea cual sea su condición y opciones personales.

  6. Hola. Hay algo que me preocupa mucho desde que oí esta medida. Espero que cuenten con el asesoramiento de profesionales en cuestiones de seguridad. ¿Qué piensa la Policía o la Guardia Civil de este servicio? De entrada, parece peligroso que, a cualquier hora de la noche, un sacerdote se desplace solo a una dirección determinada. Quizá deberían ir dos juntos o el sacerdote con un voluntario conocido, pero no a solas. Cuando se pide ayuda médica, por ejemplo, hay que identificarse con el número de tarjeta sanitaria, etc… Una rellamada no parece suficiente medida de seguridad. Hay compañías de seguridad privada que ofrecen una especie de botón de pánico que la persona puede activar para comunicar via GPS su situación geográfica en caso de peligro. Esto es más seguro que sólo el teléfono móvil pues la central receptora recibe la señal incluso si la persona no puede hablar.
    Pido disculpas si este mensaje parece improcedente, pero en los tiempos que corren, me parece crucial la seguridad del sacerdote y no me ha quedado nada claro.

    1. Hola, María. Tu comentario no tiene nada de improcedente. Al contrario, el tema que tratas es importante, y se ha tenido en cuenta desde el principio. La rellamada es un primer paso en las medidas de seguridad. Además, en casi todos los casos el sacerdote acudirá con un acompañante, tanto como exoresión de la comunidad eclesial como, a la vez, medida de prevención. Y, aparte. hay otras medidas de seguridad que no es conviente que hagamos públicas precisamente por… seguridad jeje
      Gracias por tu comentario que, efectivamente, trata un tema importante. Tema que, a la vez que asumimos con prudencia y con las medidades que están en nuestra mano, también aceptamos desde el Evangelio.

      1. Pues muchas gracias! Me quedo más tranquila, esto me preocupaba muchísimo y es que Vds. los sacerdotes a veces con tal de servir…. no tienen en cuenta estos trámites.

        1. Eso de no pensar en uno mismo tambien es “pecado” de vosotros, los laicos y las laicas jeje (y de religiosos/as). Algo tendrá que ver con el Evangelio de Jesús. Gracias a ti.

    1. De nada. Tampoco es nada especial, a fin de cuentas no hacemos más que ser una parte de esa cercanía y misericordia que está en el corazón de la comunidad de los discípulos de Jesús, de la Iglesia.

  7. Otra vez la Iglesia nos vuelve a sorprender con un servicio totalmente imprescindible en circunstancias difíciles y a horas difíciles. Todo ello gracias a la generosidad de los sacerdotes. Tenemos la obligación de rezar por ellos y le nuevas vocaciones, cada vez más difíciles, por el materialismo de la sociedad.
    No soy de la Diócesis de Madrid, pero me gustaría que este servicio se extendiera a toda España. Es en los momentos más difíciles, cuando necesitamos la intervención de un sacerdote y, por desgracia, no siempre los curas párrocos pueden dar este servicio las 24 horas del día, ni que las iglesias estén abiertas a todas horas. Demos gracias a Dios por estos sacerdotes, que de una manera totalmente desentiresada, nos puden ofrecer el gran regalo de los Sacramentos y atención espiritual. Gracias por su generosidad, generosidad que debemos imitar todos los católicos.

    1. Gracias a ti, María José, por tu comentario. Son ya varias las diócesis -de España e, incluso, de fuera de España- que se han interesado por el SARCU de nuestra Iglesia de Madrid. En el mejor sentido de la expresión, estamos sirviendo de “experimento” para poder aprender nosotros y los demás de nuestro aciertos, de lo que tenemos que mejorar o corregir, de qué se nos ha pasado por alto (por ejemplo, estamos estudiandocómo hacer accesible el SARCU a personas sordas o sordomudas), etc. Así que es más que probable que, poco a poco, el servicio se extienda a otras diócesis.

  8. Hola. Soy médico de familia y dedico buena parte de mi labor a los cuidados Paliativos. Desde que en Televisión en el programa ultimas preguntas me enteré de este servicio, me pareció no sólo innovador sino muy necesario. Hemos de tener en cuenta que los escenarios de enfermedad grave y de final de la vida son momentos de intensa búsqueda espiritual. Momentos de relectura de la vida y que puede poner en evidencia un sentimiento de culpabilidad y la necesidad de reconciliación con los demás, con uno mismo, o con Dios , todo lo cual lleva consigo un enorme sufrimiento. El ayudar a encontrarle sentido a ese sufrimiento, no es tarea fácil. Y hay tan poca gente que se dedique a ello. Pues mejorar el dolor no es sinónimo de mejorar el sufrimiento aunque es verdad que el atender las necesidades físicas, emocionales y sociales sean cuestión previa y necesaria y lo que habitualmente hacen los servicios de cuidados paliativos, ¿ Pero quién atiende las Necesidades Espirtuales? la asignatura pendiente de los mismos. El que haya gente con sensibilidad para hacerlo y sobre todo para poner un servicio en marcha con ese plan de trabajo, me parece fenomenal. A veces lo que se necesita es acompañamiento , estar ahi detras o junto a ti, el sentirte escuchado, el sentir que eres importante para alguien…. Gracias por vuestra disponibilidad, accesibilidad y generosidad. Como siempre en estos temas la Iglesia va por delante de las instituciones públicas. Ejemplo la orden hospitalaria de San Juan de Dios en los cuidados de pacientes con enfermedad terminal precedieron con creces a los precarios servicios de cuidados Paliativos que las instituciones públicas ofrecen. Y es que los pacientes que necesitan de estos servicios, levantan poco la mano, se hacen notar poco, y pueden hacerlo por poco tiempo… y sus familiares al final terminan cansados y dejan ya las cosas como están. Pero hay que seguri adelante. Vamos que me parece la iniciativa de diez!!!!

    1. Muchas gracias por tu comentario, Andrés, que describe muy bien la intención del SARCU, el porqué de su puesta en marcha. Como dice el cura que hizo la primera noche de guardia, “si el dolor de los hombres no duerme, la Iglesia debe velar”.

      Un velar que nos gusta subrayar que no es sólo obra de los curas ni es sólo obra del SARCU, ni mucho menos. Todo el Pueblo de Dios -laicos, religiosos, sacerdotes- que peregrinamos en Madrid nos mantenemos “despiertos” en el día a día. Seguro que tú, en tu labor sanitaria, también eres rostro y manos de la ternura misericordiosa del Señor Jesús. Lo eres con tu capacitación profesional y técnica, y lo eres con tu talante, con tu forma de mirar y acoger, con tu “humanidad” puesta al servicio de la divinidad de nuestro Abba Dios. Y, de la misma forma, el SARCU y todos y cada uno de los cristianos y cristianas en nuestro vivir y actuar cotidiano.

      Por cierto, hemos añadido arriba el corte que se refiere al SARCU en Últimas Preguntas.

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *