Jornada Mundial por el Trabajo Decente. Iglesia por el Trabajo Decente. slider

Jornada Mundial por el Trabajo Decente 2021

Jornada Mundial por el Trabajo Decente
AHORA MÁS QUE NUNCA, TRABAJO DECENTE
7.10.21

[Publicado el 30.9.21; última actualización: 8.10.21]

Crónica del Gesto público y oración en Madrid
[añadido el 8.10.21; tomado de Infomadrid / B. Aragoneses]

Cerca de un centenar de personas se dieron cita este jueves, 7 de octubre, en la explanada de la catedral de la Almudena para celebrar una vigilia de oración por el trabajo decente. El encuentro, enmarcado en la Jornada Mundial por el Trabajo Decente declarada por Naciones Unidas y la Organización Internacional del Trabajo, fue organizado por la iniciativa Iglesia por el Trabajo Decente (ITD) Madrid.

Jornada Mundial por el Trabajo Decente. Iglesia por el Trabajo Decente.El acto se convocó con el lema de la jornada, Ahora más que nunca, trabajo decente con el objetivo de visibilizar la realidad del trabajo precario. Fue introducido por el exdirector del Secretariado de Pastoral del Trabajo de la diócesis de Madrid, Juan Fernández de la Cueva, que situó a los cristianos ante el reto de ser «transformadores y fermento en el mundo del trabajo».

Durante el encuentro hubo una celebración de la Palabra, con la que «iluminar» desde lo sagrado este mundo. Así lo explica Juan Carlos Antona, nuevo director del secretariado, que cerró el acto con un envío para «hacer presente la realidad del Evangelio» en las situaciones actuales de trabajo precario y desempleo. Todo, en clave de esperanza y con la vista puesta en «seguir caminando y transformando, siendo luz en medio de las oscuridades» que ensombrecen estos entornos.

Jornada Mundial por el Trabajo Decente. Iglesia por el Trabajo Decente.

El trabajo, «dimensión irrenunciable»

Desde ITD Madrid se ha destacado, con motivo de la jornada, que actualmente el trabajo no asegura suficiente ni universalmente a todas las personas cubrir necesidades básicas, como llegar a fin de mes, conciliar la vida laboral y familiar, acceder a la vivienda, contar con la seguridad y salud laboral y participar en la dinámica social.

Como dice el Papa Francisco, «en una sociedad realmente desarrollada el trabajo es una dimensión irrenunciable de la vida social» (Fratelli tutti, 162). El mismo Francisco, ante la crisis de la COVID-19, considera que «ha llegado el momento de eliminar las desigualdades, de sanar la injusticia que está minando la salud de toda la familia humana». Necesitamos tener «un especial cuidado del bien común». En todo ello es central «hacer que el trabajo sea humano, hacer del trabajo un componente esencial de nuestro cuidado de la sociedad y de la creación».

Jornada Mundial por el Trabajo Decente. Iglesia por el Trabajo Decente.La iniciativa Iglesia por el Trabajo DecenteCáritas /// CONFER (Conferencia Española de Religiosos) /// HOAC (Hermandad Obrera de Acción Católica) /// Justicia y Paz /// JEC (Juventud Estudiante Católica) /// JOC (Juventud Obrera Cristiana)- convoca un Gesto Público y Oración con motivo de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente del próximo 7 de octubre.

  • Actividad: Gesto público y oración por el trabajo decente
  • Lugar: Plaza de la Armería (Escalinata de la Catedral de la Almudena).
  • Día y hora: Jueves, 7 de octubre, 19 horas.
  • Organiza: Iglesia por el Trabajo Decente de Madrid.

Materiales:

  1. Propuesta de Vigilia.
  2. Propuesta de Guión litúrgico.
  3. Manifiesto (ver a continuación, puede descargarse en el enlace)
Jornada Mundial por el Trabajo Decente. Iglesia por el Trabajo Decente.

Con el lema «Ahora mas que nunca, trabajo decente», vivimos esta Jornada 2021, compartida con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el movimiento sindical mundial y el movimiento mundial de trabajadores cristianos.

a) Algunos datos sobre la situación del trabajo decente en España

  • Hay 3.543.800 de personas en desempleo (15,3% de tasa de paro). El 17,4% entre las mujeres y el 13,4% entre los hombres. La población de menos de 25 años presenta el 38,4% de tasa de paro. La población migrante tiene un índice de paro del 23,75.
  • El 25,06% de las personas trabajadoras tiene contrato temporal.
  • Hay 1.157.900 hogares con todos sus miembros en paro.
  • Hay 1.736.000 personas que llevan más de un año en paro y de ellas, 938.000 llevan más de dos años. Fuente: INE, EPA 2T2021.
  • Existen casi 2,5 millones de trabajadores pobres (13% de los trabajadores), es decir, que, a pesar de estar empleados, no logran abandonar situaciones de pobreza relativa.
  • Al inicio de la pandemia, 4,5 millones de personas en España (9,5 % de la población) vivía en situación de pobreza severa (un millón más que en 2008). El 27,5% de las personas en pobreza severa tiene trabajo. Fuente: FOESSA.
  • El 20% de los trabajadores españoles menores de 30 años se encuentran al borde de la pobreza; esto representa el nivel más alto de la eurozona. Fuente: Observatorio Social.

b) Artículo de Juan Fernández de la Cueva en este enlace.

c) Mensaje del Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos en este enlace.

d) Artículo en Alfa y Omega (Juan Luis Vázquez Díaz-Matordomo):

Clamor de la Iglesia por un trabajo digno: «Esto es una bomba de relojería»

En la Jornada Mundial por el Trabajo Decente, diferentes instituciones de Iglesia denuncian que desde la pandemia «la precarización laboral no ha hecho sino crecer», ya que «el trabajo que se está creando no es de calidad».

Según los datos de la Conferencia Episcopal Española hecho público con motivo de la Jornada Mundial del Trabajo Decente que se celebra este jueves, la orientación para un trabajo digno es la principal de las demandas que recibe la Iglesia en España, por detrás incluso de alimentación y vivienda. Cada año se benefician de esta labor casi 150.000 personas, atendidas en alguno de los 402 centros que la Iglesia tiene en toda España para cubrir esta demanda específica.

Sin embargo, la realidad a día de hoy es preocupante, porque desde la pandemia «ha habido un incremento sustancial de la demanda» en los centros a pie de calle, afirma Juan Carlos Antona, nuevo delegado de Pastoral del Trabajo en Madrid.

Los nuevos solicitantes de ayuda y orientación laboral «son sobre todo aquellos que ya antes estaban en las peores condiciones laborales, como personas sin estudios e inmigrantes», confirma Antona, pues «solían trabajar en la economía sumergida y esta realidad se ha venido abajo. Toda esta gente está ahora sin nada, y eso es una bomba de relojería».

Por este motivo, pese a que desde el Ministerio de Trabajo se han dado datos de unos niveles de paro cercanos a los meses previos a la pandemia, Ancona señala que «es cierto que hay más empleo, pero el trabajo que se ha creado no es de calidad y apenas da para llevar una vida digna, es insuficiente».

En esta línea, varios obispos españoles se han sumado a las reivindicaciones con motivo de esta Jornada. Así, Mario Iceta, obispo de Burgos, ha señalado que «la fiesta del trabajo comienza allí donde la dignidad y la justicia social se encuentran», por lo que ha pedido un trabajo «verdaderamente humano».

En esta línea, Fernando García, obispo de Mondoñedo-Ferrol, ha manifestado vivir «con gran preocupación» los conflictos laborales actuales –como el desmantelamiento de empresas en su diócesis–, constatando que «la precarización laboral no ha hecho sino crecer».

Para visibilizar esta preocupación común, la diócesis de Bilbao ha impulsado una cadena virtual por el trabajo decente que ha iniciado su obispo, Joseba Segura. En ella la diócesis propone grabar un video en el que las personas que participen porten un cartel con el lema de la Jornada: Ahora más que nunca trabajo decente. Con todos videos que se recojan, se grabará un único mensaje que se difundirá a través de la iniciativa Iglesia por el Trabajo Decente, que hace unos días publicó un manifiesto pidiendo «un empleo de calidad en los sectores privado y público», que disminuya la contratación temporal y parcial e «impulse la contratación indefinida a jornada completa».

Más paro entre las mujeres

En un comunicado hecho público con motivo de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente, Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos ha aludido a un reciente informe del Banco Mundial, en el que advierte que la COVID-19 ha creado «una nueva generación de pobreza», de tal manera que «los países en desarrollo corren el riesgo de retroceder una década».

«Está aumentando la negación de los derechos laborales, la violación de los derechos humanos y la negación de la justicia social», denuncia el Movimiento, para el que la pandemia ha golpeado especialmente a las mujeres, pues «en algunos países la participación de las mujeres en la población activa ha caído a su nivel más bajo desde mediados de los años 80».

2 comentarios

  1. He leído el manifiesto y me sorprende que no haya ninguna petición dirigida a la Iglesia, a los cristianos. a las parroquias …

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.