Cáritas Madrid y Cañada Real sin luz. Comunicado. slider

José L. Segovia (Josito) – Nieva en Cañada Real

José L. Segovia (Josito), Vicario de lo social en nuestra Iglesia en Madrid:
«Nos avergüenza y horroriza la situación de Cañada Real sin luz. El derecho a la energía es un pilar de la Casa común, como reitera Francisco».

Nieve en Cañada Real Madrid. Imagen de Bruno Thevenin

[imagen de Bruno Thevenin]

3 comentarios

  1. Sería necesario una acogida en las parroquias, convertidas en hospitales de campaña, hasta que se solucionase el problema. Esta actitud forzaría una solución más rápida.
    Creo que hay un partido que fuerza a la comunidad para que no resuelva.
    Existe una fobia contra los descartados, aunque al mismo tiempo están contra el aborto o la eutanasia.
    Qué cosas!!
    En mi casa hay personas de riesgo. Yo la convertiría en ese hospital. Ya hemos tenido acogido durante meses a un descartado.

  2. Nunca será lo mas grave la falta de electricidad en la Cañada Real Galiana , nunca , nunca . El problema mas grave es que las personas de la Cañada Real que hoy estaban pidiéndome ayuda delante de la Iglesia , a los pies de la preciosa Cruz blanca y luminosa cruz de Cristo que allí está , es que : «piden ayuda» , pero no había allí nadie de la Iglesia allí para ayudarles, nadie estaba allí , esto se repite cada vez que allí voy. Por eso me veo obligado a pedir ayuda , socorro , quesos , mantas, estufas de leña , algo, ….ternura , afecto y misericordia para estos hombres y adolescentes y niños y madres desconsoladas que tanto sufren en la Cañada .
    El buen y excelso Nacho y otros empleados del Ayuntamiento y de la Comunidad de Madrid les daban su ración de metadona , pero también un saludo afectivo con una sonrisa. Tan solo los funcionarios del Estado les dan chocolate caliente y macarrones con tomate cada mañana, es mucho, ya lo creo , pero eso no es todo lo que necesitan . Lo que piden es amor , suplican afecto, compasión, que alguien escuche sus gravísimos problemas , que alguien llore junto a ellos y sobre todo que alguien les mire a sus ojos perdidos y llorosos con amor …. Esto si lo podemos y debemos hacer los voluntarios de Cristo.
    El otro día un chico me decía que no sabía como había llegado hasta allí, si allí estaba a las 9,30h. de la mañana de una géjida mañana de un martes de Diciembre, allí había llegado y no sabía ni recordaba como hasta delnate de la Crito de Cristo de la Iglesia de la Cañada Real, estaba como perdido, y le di dinero para un taxi , puede que se lo gastase en droga, pero por lo menos se llevó algo importante y bueno : mi mirada intentan do comprender sus problemas , mi apretón en su brazo, mi sonrisa. Allí en la Cañada hay muchos chicos con brotes psicóticos, quizás por el efecto de las drogas, por causa de demasiados demonios que allí les han llevado a padecer, a humillarse ante el príncipe del mal , que quiere dominar este mundo.
    Los funcionarios y mediadores sociales de la Iglesia de carrera que allí estaban, realmente estaban desconcertados , porque solo hacían lo que les habían ordenado, que era una labor administrativa de contabilizar, y hacer grandes listas de pobres y de mas pobres , interminables…, y luego a algunos a enviarlos a la lejanísima Parroquia de San Juan de Dios a ver si allí les dan algo de caridad . ¿¿¿ Es esto la caridad que Cristo enseñó ???. Está claro que tampoco es la caridad que Santa Teresa de Calcuta enseñaba a sus monjas. Esta Santa las decía que cuando las comenzase a doler su esfuerzo por acompañar a los necesitados , pero de tanto llorar con los necesitadas,
    cuando duela el sufrimiento de los pobres y de los enfermos hasta el límite , entonces es cuando ellas han conseguido ejecutar la auténtica caridad. Esa es una de tantas formas de analizar si de verdad eres fiel a Cristo , si de verdad tu Misericordia se sitúa dentro del baremo alto de Cristo, de nuestro Señor Cristo cuando falleció entre terribles humillaciones y padecimientos por salvarnos del mal y del pecado , sufriendo en la Cruz, esa Cruz que está a las puertas de la Parroquia de la Cañada real y que hasta el fin de los tiempos alumbrará nuestra fe.
    No somos la Iglesia una ONG, no somos como los demás , realmente somos la mano tendida de Cristo al que sufre , somos los que debemos contagiar la esperanza en Dios ,la misericordia de piel a piel contagiarla, de nuestra piel a la piel del inmigrante, con ese virus santo y divino que les transmitimos , que es el amor de Cristo .
    La caridad es otra cosa muy distinta de lo que veo allí algunos días . Bien nos lo explico el maravilloso Padre Vicario Don José Luis Segovia en la homilía de ayer domingo 24 de Enero .
    Que maravilla, que esperanza nos transmitió a todos los que tuvimos la enorme suerte de ir a esa misa que el nos regaló ese domingo.
    Solo los voluntarios podemos ayudar a los yonquis y a las familias de la Cañada si creemos firmemente en Dios. El maravilloso Padre Luis Segovia menuda lección del Evangelio de Cristo la que nos dio en la misa , falta me hacía, como nos supo animar a seguir luchando y a no desfallecer aunque veamos todo tan negro como ahora lo vemos en la Cañada Real.
    La iglesia no puede actuar como el resto de la sociedad mirando hacia otro lado , y olvidándose de socorrer a los inmigrantes .
    Me adhiero al anterior texto de Salvador Martínez Camino, creo que lo que nos propone es una excelente solución, la de acoger al necesitado . Hagamos casa de acogida , muchas…yo ya hice una .
    Jesucristo siempre nos insistió en que sus discípulos teníamos que seguir su testimonio, tenemos que servir al que sufre , curarle , acogerle.., pero, ¿ que difícil nos está siendo en esta pandemia ayudar a los necesitados ?. Cristo repitió y repitió su mensaje, pero nadie le escuchó, todos salieron corriendo cuando le perseguían en su Pasión , todos menos Juan y su madre se escondieron. Lo mismo está haciendo ahora la mayoría de la sociedad y una parte de la iglesia, muchos tienen miedo atroz al virus. Existen breves excepciones como las diócesis de Getafe y alguna otra Vicaría de Madrid.
    Cuanto le costó a Cristo que entendiésemos su mensaje, tres años de formación acelerada, cientos de curaciones , miles de peces a la brasa, panes, abrazos y rezos de liberación, alguna que otra regañina a Pedro y a otros discípulos,…… ¡¡ Pero que cabeza mas dura tenemos !!. Cristo tuvo que resucitar para que le entendiésemos , y tuvo que aparecerse después de su resurrección muchas veces, hasta 3 VECES A SUS DISCIPULOS, y ya en la tercera , les tuvo que hacer esta pregunta:
    ¿¿¿ De verdad que me queréis???,
    y entonces fue Pedro fue el que le contestó :
    «Si Señor , te queremos» .
    Entonces Cristo en lugar de darle un premio de consolación, muy al contrario , fue cuando le propuso la gran prueba, el gran examen final de Cristo a sus discípulos y a toda la humanidad, incluso a nosotros mismos , cuando les/nos ordenó:
    » si me queréis de verdad , entonces cuidad de mis ovejas».
    ¿ Cuidamos de sus ovejas nosotros la Iglesia? . NO. Allí en la Cañada son los asalariados de fundaciones del Ayuntamiento y de otra privada, los que cuidan de los pobres drogadictos. Por desgracia no estaban este gélido y desapacible lunes de Enero allí los voluntarios de otra organización que sea de la iglesia .
    Los que había de la Iglesia, estaban realmente ocupados tomando datos en fichas , rellenando listados de pobres, de inmigrantes que les suplicaban ayuda.
    Los únicos que limpian en duchas y que dan de comer a los pobres drogadictos son asalariados de la Administración. . Pero no estaban allí fuera al frio invierno de un lunes de >Enero los voluntarios de Cristo, porque hacía mucho viento y frío, había mucho barro en el suelo, porque había muchas jeringuillas, aquello es realmente desagradable . Lo que si estaban hoy allí eran muchísimos descartados, muchos seres que andaban errantes , solos, en la mas absoluta soledad, sin saber donde ir, sin futuro, sin saber ni siquiera adonde morir , sin esperanza en la misericordia de Dios , sin saber si algún buen voluntario de la Iglesia se acordará de su sufrimiento atroz.
    Yo me acuerdo a todas horas por esto , con frustración y lágrimas escribo este texto , pero me parece que soy como una voz que grita en el desierto, pidiendo socorro para estos yonquis y niños que allí se están meriendo de frio y de soledad y de hambre, puede que nadie me escuchará, …
    Yo les di porciones de un kilo de queso manchego , mantas y luego con la mano en la espalda les di animo, parecía yo un loco allí en medio . Y muchos me dirán , tal como me dijo allí una mediadora de la iglesia , lo que hay que hacer es empoderarles, ayudarles a salir de allí , no acostumbrarles a recibir…….Tiene que luchar por su supervivencia. Yo pensé que bonita historia , parece de un manual de autoayuda de algún gurú iluminado por algo extraño…, pero que ilusión tan imposible a corto plazo, ya que están todos ellos psicóticos, alucinados, perdidos, descerebrados, enfermos con sida, con neumonía, etc,…… Pensaba yo : «Primero será necesario hacer muchas cosas , muchas mas de lo que ella me contaba esta mañana «» . Y fue entonces cuando yo comencé a pensar : ¿Cuándo Cristo nos dijo en el evangelio que inventarió a los pobres de Galilea o de Jerusalén ? , tal como hacían allí delante del altar de Cristo esta mediadora . Si recuerdo que en el evangelio San José , María y Jesús fueron a inventariarse , a darse de alta en un listado , pero lo hacían porque se lo ordenaba Herodes con otros objetivos..
    Si todas la horas que se ocupan cada día en rellenar y archivar fichas de pobres se hubiesen invertido en darles peces a la brasa y también en rezar junto a los yonquis , a lo mejor puede ser que Cristo habría realizado el gran milagro de salvar a algún yonqui de sus problemas , de sus psicosis a donde les han llevado los demonios . Puede que me equivoque , solo Dios lo sabe….que Dios me perdone , perdón.
    Yo les contestaría a los que tiene miedo del contagio que salgan de donde están encerrados , que Dios les protegerá del mal , que vayan a acompañar a los que sufren , a estar con ellos un ratito , aunque sea diez minutos cada día , lléveles algo rico, delicioso, que no sean macarrones con tomate de lata , ya que eso se lo dan todos los allí trabajan .
    Jesucristo antes de hablarles les daba a sus seguidores pan reciente, buenísimo, y también unos deliciosos peces a la brasa, seguro que calentitos . Seguían a Cristo 4000 y a veces 5000 personas , porque Jesús les consolaba , les SERVIA , les amaba y ellos lo sentían muy próximo en sus corazones como si fuese su hermano , con mucha fuerza y proximidad, …seamos capaces de servir y de dar.
    Luego, después del calor de la comida, habrá que darles amistad, estar un ratito junto a ellos . Rezar junto a ellos para que Cristo les salve de sus males y locuras , delirios y psicosis, regalarles una manta y mil sonrisas , y como poco , diez minutos de fraternidad, solo eso , luego ya volverán a la Iglesia un día futuro , muy próximo, para investigar quien es ese Dios al que seguimos los que ayudamos a los necesitados , ellos le buscarán y entonces encontrarán a ese Dios poderos que nos enseñó a amar….
    Somos la mano tendida de Cristo hacia los pobres, hacia los endemoniados, si a esos que hoy están allí en al Cañada Real a miles, pero también a otros que no están en la Cañada, a otros que están muy bien vestidos , elegantes con lujosas vestimentas, y también a los ricos y a la clase media acomodada en sus vidas sin escrúpulos, intentemos hablar y dar afecto a los políticos narcisistas, a los hombres relativistas, a los individualistas . a los egoístas, porque ellos son los seres humanos alienados por el mal en sus diversas formas , tipos y clases , desgraciadamente ellos son los que prefirieron y eligieron los goces de este mundo al amor que Cristo nos regala.

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.