Jornada de Responsabilidad en el Tráfico 2016

El próximo domingo 3 de julio, festividad de san Cristóbal, patrono de los conductores, se celebra la Jornada de responsabilidad en el tráfico, con el lema Bienaventurados los misericordiosos.

Bienvenido Nieto, casado, padre de un hijo, fue ordenado diácono hace cuatro años y ejerce su ministerio en la parroquia de la Anunciación de Nuestra Señora en Somosaguas. Además es el nuevo delegado de pastoral del Tráfico de la diócesis de Madrid, labor que viene desarrollando desde septiembre de 2015. Un trabajo que ha llevado a cabo durante más de 50 años, José Medina, y que Nieto ha calificado de una magnífica labor.

«En esta delegación se trata de llevar a cabo la labor de la Iglesia, cercanía, acogimiento, comprensión con esas personas que diariamente viven profesionalmente del mundo del automóvil, bien sean transportistas, camioneros, gente que se dedica al transporte de personas o al transporte urgente, profesores de autoescuela, taxistas, etc.». Además ha recordado a las personas que son conductores o usuarios de las carreteras y calles, «también a ellos hay que acercarles la labor de la Iglesia, que es una labor de misericordia que tenemos que tener para con el prójimo».

«Desde que soy delegado», ha aseverado Nieto, «nos hemos puesto en contacto con las asociaciones relacionadas con los profesionales de la carretera, así como las asociaciones de víctimas, porque también las personas que han sufrido un accidente o la pérdida de un ser querido necesitan ayuda y comprensión». Además ha recordado que la actual directora de la Dirección General de Tráfico, María Seguí, «creó unas oficinas de atención a las víctimas que nos facilitan ese tipo de información o nos derivan a las personas que necesitan que estemos a su lado, a través de nuestra labor de cercanía y fe.

«En el mes de octubre empezamos a contactar con las personas que habían sufrido la pérdida de un ser querido y las invitamos a que participaran en la misa que se celebró en la Basílica de la Concepción, coincidiendo con el Día Mundial de Accidentes de Tráfico que declaró Naciones Unidas, a la que la iglesia se ha unido».

Asimismo Nieto ha afirmado que «la labor que realizan con estas personas es de acompañamiento, acogimiento, cercanía…Mostrarles que la Iglesia lleva 50 años haciéndolo. Hay mucha gente que no conoce que en la Iglesia existe la Pastoral del Tráfico, por ello hay que divulgarlo. Si santa Teresa decía que Dios está entre los pucheros, el anterior delegado, José Medina dijo que Dios también está entre las tuercas, las ruedas y los motores. Es precioso ver que personas del transporte llevan una Virgen de su pueblo o en el camión, un crucifijo, un rosario, etc. Es digno verlo y saber que ahí también está Dios, que camina con ellos y está a su lado y nosotros como iglesia debemos estar ahí».

Con motivo de la Jornada de Responsabilidad en el Tráfico, la parroquia castrense Santa María de la Dehesa acoge, el domingo 3 de julio, una Misa a las 10:30 horas. La celebración la presidirá el obispo emérito de Sigüenza-Guadalajara y presidente de Pastoral de la Carretera de la CEE, monseñor José Sánchez González. Concelebrarán el vicario de Pastoral Social e Innovación, José Luis Segovia, y el anterior delegado de pastoral del Tráfico de la diócesis de Madrid, José Medina.

Nieto ha señalado que se trata de una Eucaristía de conmemoración de san Cristóbal y de reconocimiento a la labor y al trabajo abnegado que hacen las personas que todos los días encuentran su hogar en las carreteras, para que no olviden que en ese lugar, en su cabina de camión, también encontrarán la fraternidad de la Iglesia. Al finalizar la Misa, el obispo bendecirá los coches, herramienta de trabajo de muchos conductores.

[fuente: Infomadrid / Sandra Madrid]

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *