2 comentarios

  1. El mundo es de todas las personas y ningún estado debería poder poner restricciones a la movilidad, especialmente cuando se huye de la violencia o de la pobreza

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.