Jornada diocesana de pastoral del trabajo Madrid

Jor. diocesana de Pastoral del Trabajo 2020

Queridos hermanos:

El año pasado hicimos una lectura creyente del documento “Pastoral obrera de Toda la Iglesia” por cumplirse su XXV aniversario. Este curso queremos seguir adelante en el proceso que iniciamos el curso pasado de concretar lo que Dios nos pide para responder a las nuevas realidades del mundo del trabajo.

Por eso convocamos la Jornada Diocesana de Pastoral del Trabajo en Madrid con el título: “RESPUESTA HOY AL PRECARIADO”. Nos ayudará a este discernimiento Antonio J. Aranda López, del Consejo Asesor del Departamento de Pastoral Obrera en la Conferencia Episcopal.

Estáis invitados todos: sacerdotes, religiosas/os y laicos. Un saludo fraternal,

Juan Fernández de la Cueva
Director del Secretariado de Pastoral del Trabajo
Iglesia de Madrid

Jornada diocesana de pastoral del trabajo Madrid
HORARIO

  • 09:15 h. Acogida
  • 09:30 h. Oración y presentación de la Jornada.
  • 10:00 h. Compartimos rostros del precariado
  • 10:30 h. Ponencia: “Respuesta hoy al precariado”. Ponente: Antonio Javier Aranda López, del Consejo Asesor del Departamento de Pastoral Obrera en la Conferencia Episcopal.
    Preguntas y aclaraciones a la ponencia.
  • 12:00 h. Ecos del Congreso de Laicos.
  • 12:30 h. Descanso (Bizcocho solidario)
  • 13:00 h. Acciones a realizar por la asamblea en respuesta al precariado
  • 13:45 h. Oración final

OBJETIVOS

  1. Tomar conciencia de la situación que vivimos. El mundo del trabajo soporta sufrimientos durísimos.
  2. Con la venida de “la crisis” ha proliferado el precariado laboral como una moderna epidemia. De hecho, no existe todavía esta palabra en el índice analítico del Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia editado en 2005.
  3. Ver sus causas. El neoliberalismo y su hegemonía financiera ha conseguido un extraordinario aumento de la productividad y riqueza solo para los que pueden invertir en finanzas, pero una mayor pobreza e inequidad para el conjunto social. Hasta el punto de que, “hoy, trabajar no garantiza una supervivencia digna”. Esta es la realidad creciente de los trabajadores pobres y excluidos (Cáritas, Informe FOESSA, 21)
  4. Aportar esperanza y animar el compromiso cristiano en estos tiempos de gracia del Señor. Especialmente en el terreno social y político tal como nos lo manda la dimensión social de la fe (CDSI, 103) retomando principios básicos como la solidaridad, la civilización del amor y el amor sociopolítico.

LA DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA NOS DICE:

Quisiera recordar a todos, en especial a los gobernantes que se ocupan de dar un aspecto renovado al orden económico y social del mundo, que el primer capital que se ha de salvaguardar y valor es el hombre, la persona en su integridad” (Caritas in Veritatis, 25)

La crisis financiera que atravesamos nos hace olvidar que en su origen hay una profunda crisis antropológica: ¡la negación de la primacía del ser humano! La adoración del antiguo becerro de oro (cf. Ex 32, 1-35) ha encontrado una versión nueva y despiadada en el fetichismo del dinero y en la dictadura de la economía sin un rostro y sin un objetivo verdaderamente humano”. (Evangelii Gaudium, 55)

Algunos todavía defienden las teorías del “derrame”, que suponen que todo crecimiento económico, favorecido por la libertad de mercado, logra provocar por sí mismo mayor equidad e inclusión social en el mundo. Esta opinión… expresa una confianza burda e ingenua en la bondad de quienes detentan el poder económico y en los mecanismos sacralizados del sistema económico imperante” (Papa Francisco, EG, 54)

La actividad económica y el progreso material deben ser puestos al servicio del hombre y de las sociedades (…) La economía es útil a este fin, cuan-do no traiciona su función de instrumento para el crecimiento global del hombre y de las sociedades, de la calidad humana de la vida” (Compendio Doctrina Social de la Iglesia, 326)

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.