Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación

Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación 2019
CUSTODIOS DE LA BIODIVERSIDAD
[entrada creada el 1.7.19; actualizada el 11.9.19]

Presentación y programa en Madrid
Mensaje del papa Francisco
Agentes pastorales de ecología integral en parroquias y comunidades.
Crónica de la intervención de don Carlos.
Ecologistas e Iglesia, de la mano.
Galería de fotos.


PRESENTACIÓN Y PROGRAMA EN MADRID

El sábado 7 de septiembre de 2019, la Asamblea Episcopal Ortodoxa de España y Portugal y el Arzobispado de Madrid (Iglesia Católica Romana), celebrarán la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación (JMOCC 2019) invitando a la ciudadanía madrileña a reflexionar sobre la importancia de ser “Custodios de la Biodiversidad”. 

Presidirán estos actos el cardenal arzobispo de Madrid, monseñor Carlos Osoro Sierra, el metropolita monseñor Policarpo (Patriarcado Ecuménico de Constantinopla) y el obispo ortodoxo rumano, monseñor Timotei. La oración contará con la participación del grupo musical Siquem.

El evento se desarrollará en dos momentos y lugares distintos.

En primer lugar, el Colegio Cristo Rey (Calle Santa Úrsula, nº 5 Madrid, Metro: Puerta del Ángel) acogerá un acto que se iniciará a las 10:00 h., con un panel de expertos del ámbito religioso, académico y civil, que abordará la Custodia de la Biodiversidad: desde la espiritualidad cristiana (P. Demetrio R. Sáez, IO), desde los problemas que generan dicha pérdida (P. Jaime Tatay, Sj) y desde las acciones positivas que buscan frenar y/o revertir esta tendencia (Dña. Asunción Ruiz, SEO/Birdlife).

A las 11:30 h., en el Cerro de la Torrecilla, en la Casa de Campo (junto al lago y las pistas de tenis, Metro: Lago), en donde a las 12:00 h. tendrá lugar el acto central, la oración ecuménica.

Motivados por los recientes informes de la Plataforma Intergubernamental de Ciencia y Política sobre Biodiversidad y Servicios de Ecosistemas (IPBES),  patrocinados por varias agencias de la ONU, que sitúan en peligro de extinción a un millón de especies de los 8 millones existentes, con el gran riesgo que esto supone para nuestra propia supervivencia como especie en diversos puntos del planeta, ambos episcopados nos invitan a dar gracias por la biodiversidad que nos rodea y a reconocer su importancia vital para el ser humano. También nos proponen reflexionar sobre nuestra responsabilidad individual y comunitaria en este pecado contra Dios y contra la humanidad, que es la extinción de especies por causas humanas. La actual situación nos reclama acciones urgentes hacia la conversión personal y comunitaria, especialmente en nuestros valores y hábitos de consumo.

Por este motivo, se nos anima a participar en una jornada centrada en la rica biodiversidad de la Creación, ubicando su principal acto en el pulmón de Madrid, en la Casa de Campo. Este espacio que nos sirve como lugar de ocio y esparcimiento, pero que es hábitat vital para varias especies de flora y fauna de nuestra región.

Esta jornada es organizada por la Comisión Mixta Ortodoxo-Católica Romana para la JMOCC en Madrid.

Más información: (+34) 619 285 243 y comisionecologiaintegral@gmail.com


MENSAJE DEL PAPA FRANCISCO


[descarga este PDF pulsando aquí]
Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación Madrid 2019 Francisco


AGENTES PASTORALES DE ECOLOGÍA INTEGRAL en parroquias y comunidades

[descarga este PDF pulsando aquí]
agentes pastorals ecologìa integral


CRÓNICA DE LA INTERVENCIÓN DE DON CARLOS [fuente Archimadrid]

El pasado sábado, durante la ya tradicional celebración de la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación, el cardenal Osoro incidió en que «la biodiversidad es un reflejo de la sabiduría divina que ha concebido la Casa Común como un gran ecosistema donde los seres vivos estamos interconectados […] y dependemos los unos de los otros para mantenernos en equilibrio y en armonía».

El «culmen de la obra creadora de Dios», detalló el arzobispo, es el ser humano, «al cual ha dejado en heredad esta Casa Común para ser custodio de su biodiversidad», pero el problema es que este «olvida a Dios», «deja de ser custodio y se cree dueño; maltrata lo que Dios creó».

«Al destruir la biodiversidad pecamos contra Dios y contra su creación: sobrexplotamos y contaminamos los océanos, destruimos bosques y selvas, auténticos pulmones verdes del planeta como estamos observando estos días, y somos cómplices de la desaparición de especies únicas que además podrían ser fundamentales para el futuro de la humanidad. Nuestros hábitos de consumo alientan un sistema que antepone los beneficios monetarios a la propia vida, lo que genera la cultura del descarte», denunció durante el acto que reunió a católicos y ortodoxos.

Citando la encíclica Laudato si del Papa Francisco –en continuidad con el magisterio de la Iglesia–, el purpurado aplaudió las iniciativas que están poniendo en marcha sacerdotes, religiosos y laicos, en colaboración con otras organizaciones civiles, para dar respuestas concretas a esta pérdida de la biodiversidad y así ayudar también a los más débiles.

El arzobispo de Madrid estuvo acompañado por el metropolita del Patriarcado ecuménico de Constantinopla, monseñor Policarpo, y el obispo ortodoxo rumano monseñor Timotei, así como por los obispos auxiliares monseñor José Cobo y monseñor Jesús Vidal.

Antes de la oración, celebrada en el cerro de la Torrecilla de la Casa de Campo, hubo una mesa redonda en el colegio Cristo Rey con la participación del padre Demetrio R. Sáez, IO, el padre Jaime Tatay, SJ, y Asunción Ruiz, de SEO/Birdlife.


ECOLOGISTAS E IGLESIA, DE LA MANO [fuente Alfa y Omega]

La Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación está organizada en Madrid por la Asamblea Episcopal Ortodoxa de España y Portugal y el Arzobispado de Madrid. Comenzará a las 10:00 horas en el colegio de Cristo Rey (Santa Úrsula, 5), con una mesa redonda en la que además de Asunción Ruiz intervendrán el sacerdote ortodoxo Demetrio R. Sáez y el jesuita Jaime Tatay. A continuación, en el Cerro de la Torrecilla de la Casa de Campo, tendrá lugar una oración ecuménica presidida por el cardenal Osoro, por monseñor Policarpo, del Patriarcado de Constantinopla, y por monseñor Timotei, de la Iglesia ortodoxa rumana. La participación de Asunción Ruiz es uno de los primeros pasos en la incipiente colaboración entre SEO/Birdlife y la Comisión Diocesana de Ecología Integral de Madrid. Fue la organización ecologista la que, hace unos meses, dio el paso de tender la mano a la Iglesia. «La amenaza es tan importante que ninguna asociación o gobierno por sí solo puede hacerle frente. Necesitamos instituciones fuertes y sólidas que nos acompañen, y es indudable que la Iglesia es muy fuerte».

Cuando hace cuatro años Francisco publicó la encíclica Laudato si, SEO la recibió con los brazos abiertos. «Es casi un manifiesto ecologista, me hubiera gustado escribirla a mí», bromea su directora. «Es muy sensata; es incontestable. Y es el tipo de ecologismo que nosotros defendemos. Aunque no parece que haya terminado de empapar a toda la Iglesia». Una reticencia, como el escepticismo social generalizado hacia todo lo medioambiental, que atribuye a «las inercias y al miedo al cambio. Un cambio que no implica vivir peor ni renunciar a las tecnologías, sino usarlas a favor de este cambio. Si no nos ponemos a ello, el cambio llegará de todas formas y será mucho más duro».

La implicación de la Iglesia es fundamental para Ruiz porque la conservación de la naturaleza «es ahora mismo una cuestión biológica, económica y social pero también de valores. Y la Iglesia puede ayudarnos a contagiar mucho más valores como el de dar más importancia a las relaciones humanas que a los bienes materiales, como siempre ha defendido».

Por eso, Ruiz se alegró mucho cuando la respuesta de Carlos Jesús Delgado, responsable de la comisión fue «algo así como “me alegra que nos hayas llamado, porque os íbamos a llamar”». Al comienzo del verano, la diócesis ya participó en el proyecto Libera, que SEO organiza con Ecoembes. «Hemos debatido ideas y una de las ideas que barajamos es definir un protocolo para que, a la hora de reformar edificios de la Iglesia, se compatibilice su conservación con la protección de la naturaleza. Por ejemplo, no haciéndolas en pleno período de cría de aves protegidas» que anidan en ellas, o buscando medidas de protección frente a especies dañinas que no perjudiquen a las inocuas.

M. M. L.


GALERÍA DE FOTOS

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.