“Caminando juntos en comunidades acogedoras”. XLI Jornadas de Delegados diocesanos y agentes de pastoral con personas migradas.

XLI JORNADAS NACIONALES PASTORAL CON MIGRANTES

XLI Jornadas de Delegados diocesanos y agentes de pastoral con personas migradas
CAMINANDO JUNTOS EN COMUNIDADES ACOGEDORAS
22 al 24 de abril de 2022

Crónica por Xabier Gómez, Director del Departamento de Migraciones de la CEE. E Información añadida de Ecclesia en esta crónica.

“Caminando juntos en comunidades acogedoras”. XLI Jornadas de Delegados diocesanos y agentes de pastoral con personas migradas.Bajo el lema “Caminando juntos en comunidades acogedoras” y organizadas por el Departamento de Migraciones de la CEE, del 22 al 24 de abril han tenido lugar en Ciempozuelos (Madrid) las XLI Jornadas de Delegados diocesanos y agentes de pastoral con personas migradas con la participación de 92 representantes de diversas diócesis, 75 de ellos en modo presencial y diversos expertos invitados.

Las Jornadas fueron inauguradas por D. Juan Carlos Elizalde, obispo presidente de la Subcomisión Episcopal para las Migraciones y la Movilidad Humana, y contaron con dos comunicaciones marco a cargo de D. Jose Cobo, obispo responsable del Departamento de Migraciones y D. Mario León, prefecto apostólico del Sahara Occidental. Así mismo, tuvieron lugar dos mesas redondas con experiencias sobre comunidades-parroquias acogedoras (Zaragoza), unidades pastorales revitalizadas por la acogida y la solidaridad con personas migradas (Vitoria), el trabajo en red de las delegaciones de Sevilla y Alicante, experiencias de repoblación en el ámbito rural (Pueblos con Futuro) y de los corredores humanitarios promovidos por la Comunidad de San Egidio, y la experiencia del diálogo interreligioso en el Sáhara. Finalmente se contó con la experiencia «Caminem junts en la diversitat» a cargo de Joan Cabot, delegado de Migraciones de la Archidiócesis de Barcelona. Durante el fin de semana los asistentes trabajaron en torno al tema de la identidad y misión de la pastoral con personas migradas y conocieron el Informe-Diagnóstico sobre Pastoral con Personas Migradas en España realizado con la aportación de más de 30 diócesis.

El departamento de Migraciones subraya en estas jornadas que “comunidades acogedoras son aquellas que abren sus puertas a las personas que llegan, independientemente de su origen, y ven en ellas una oportunidad de transformación pastoral y social que es, precisamente, a lo que nos insta el Papa Francisco: “La Iglesia tiene que ser una casa acogedoras, con las puertas abiertas siempre”.

El encuentro comenzó este viernes, 22 de abril, con las intervenciones del presidente de la Subcomisión Episcopal para las Migraciones y la Movilidad Humana, Juan Carlos Elizalde; y el director del departamento de Migraciones, el dominico Xabier Gómez.

El obispo responsable de este departamento, Monseñor José Cobo, ofreció la primera ponencia con el título, “Identidad, misión y futuro en la pastoral con personas migradas”. “Es importante estar juntos para sembrar, es momento de siembra, es una siembra de encuentro y sobre todo de experiencia, lo que sabemos y el rodaje es para descubrirnos, en cada lugar estamos con encarnación, escucha, y al ver experiencias decimos madre mía, este es un campo como no esta tan reglado, estamos en un campo tan amplio y a veces hace falta hacer malabares, es alucinante”, dijo José Cobo

Mons. Cobo detalló las 10 razones por las que la Pastoral merece la pena seguir adelante: la migración es un signo de los tiempos, la Iglesia es católica y lo llevamos en nuestra sangre, la migración es una oportunidad, porque la tradición magisterial así lo ha madurado, porque atiende a una realidad especial y delimitada pastoralmente, porque se sitúa dentro de la pastoral de cada diócesis con puesto y lugar especifico, porque estamos llamados a trabajar en procesos, porque necesitamos comunidades significativas que sean signo de que Dios esta actuando en medio de nosotros, porque la migración es fuente de una espiritualidad propia agrupada en una experiencia de vida, porque la vida profética de la Iglesia necesita una voz que encare la justicia y la misericordia.

El sábado comezó la jornada con una Eucaristía en recuerdo de Gabriel Delgado, director del secretariado de Migraciones de Cádiz y Ceuta, tras más de 25 años de trabajo “en la acogida” en esta diócesis que es Frontera Sur de Europa, donde es constante la llegada de migrantes y las muertes de personas que llegan en patera. Luego se presentaron proyectos de comunidades acogedoras: en la parroquia de Cristo Rey de Zaragoza, el programa Berakah, de la unidad pastoral del casco histórico de Vitoria, y en la comunidad de San Egidio en España.

Don Samuel Pérez, párroco de Cristo Rey en Zaragoza, ha detallado su proyecto de acogida en la parroquia que empezó cuando llegaron a la ciudad un número importante de migrantes venezolanos: “Es un barrio con el 24% de migrantes. ¿Cómo atender a todo esto? Es un barrio solidario y nosotros como Iglesia teníamos que estar allí para ayudar a estar personas que no tienen destino ni tienen rumbo”. “Somos una comunidad acogedora de unas cuarenta personas y entendemos que insertarse en una nueva realidad no es solamente adaptare, sino llegar a ser agentes de transformación”, ha detallado el párroco de Zaragoza.

El programa Berakah, de la unidad pastoral del casco histórico de Vitoria, también ha detallado su proyecto gracias al testimonio de Fidel Molina, diácono y uno de los responsables del programa. “Desde el principio lo que queríamos hacer era atender a esas personas que no reciben ayudas por el tejido social habitual, aquellos que no tienen plan. Queremos ser una respuesta de la Iglesia a los más empobrecidos: alguien pone dinero, ropa, alimentos…Berakah es puro Evangelio”, ha explicado Fidel. El programa cuenta con un equipo de más de 250 voluntarios y entrega alimentos a las personas más necesitadas, proporciona asesoramiento en cuestiones legales y jurídicas o de formación y autoempleo, intermediación en cuestiones de vivienda, acogida familiar, grupos de tiempo libre y apoyo escolar, formación de voluntariado, etc…

Tiscar Espigares, responsable de la Comunidad Sant’ Egidio en España, ha detallado todo el trabajo que hacen con los migrantes hoy en día. Tiscar ha recordado algunas de las fechas más dramáticas que hemos vivido durante estos años y ha alabado el modelo de corredores humanitarios que tan bien están funcionando, por ejemplo, en Italia: “Se crean redes sociales que favorecen el apoyo y la acogida en el país donde llegan los refugiados. Son un modelo de patrocinio comunitario y es una sinergia entre las comunidades y las instituciones. Las personas que llegan, desde el primer día, empiezan un itinerario para crecer”. “Las Instituciones no acoge, lo que acogen son las comunidades”, ha subrayado Tiscar durante su ponencia. “Esto es lo opuesto a comunidades cerradas y obsesionadas con encontrar a alguien que se les parezca o simplificando el mundo dividendo el mundo en nosotros y luego los demás”, ha dicho la responsable de la comunidad San Egidio en España.

“Caminando juntos en comunidades acogedoras”. XLI Jornadas de Delegados diocesanos y agentes de pastoral con personas migradas.En un ambiente muy cordial de convivencia, oración, intercambio de experiencias, reflexión, celebración y trabajo, los participantes acordaron lo siguiente:

1.- Expresar su solidaridad con las víctimas de la guerra en Ucrania y el resto de 30 conflictos armados en el mundo, así como su compromiso con la paz, la acogida y protección de todo tipo de personas migradas, refugiadas y desplazadas.

2.- Promover en todas las diócesis Círculos de Silencio como acción común y gesto profético eclesial en apoyo a las justas demandas de las personas migradas, tratando de buscar mayor unidad en torno a la realización de los mismos (método, acciones, contenido, etc).

3.- Generar un Directorio o base de datos con los recursos disponibles en cada diócesis al servicio de la pastoral con personas migradas y la movilidad humana. Entre otros objetivos, con el fin de crear una Ruta de hospitalidad entre diócesis de frontera, de tránsito y destino hacia otros países europeos o en España. Así como para estar preparados cuando sea necesario activar las delegaciones diocesanas en la colaboración con los tan necesarios y demandados corredores humanitarios.

4.- Contribuir a la integración de familias migradas que  quieran realizar su proyecto vital en el ámbito rural y  su revitalización, participando e  impulsando la experiencia iniciada por la Mesa del Mundo Rural del Departamento.  Para ello, las delegaciones interesadas se comprometen en la búsqueda de familias candidatas, así como en la búsqueda de viviendas para ser alquiladas.

5.- Seguir cuidando la identidad y misión, ofreciéndose como delegaciones, al servicio de la coordinación y la complementariedad en cada diócesis y entre diócesis, tendiendo puentes, trabajando en red y por proyectos que fomenten transversalmente la sensibilización de todo el Pueblo de Dios.

6.- La respuesta pastoral integral al signo de los tiempos que constituye la migración seguirá siendo contribuir a la conversión personal y pastoral desde comunidades acogedoras y misioneras.

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

La casa de espiritualidad Hermanas Oblatas (avda. Reverenda Madre María Antonia, 20) de Ciempozuelos acogerá del 22 al 24 de abril las XLI Jornadas de Delegados y Agentes de Pastoral con Personas Migradas. Organizadas por el Departamento de Migraciones de la Subcomisión Episcopal para las Migraciones y Movilidad Humana de la CEE, girarán en torno al tema Caminando juntos en comunidades acogedoras. El programa previsto es el siguiente:

Viernes 22

  • 17:30 horas. Acogida.
  • 18:00 horas. Oración inicial y presentación. Monseñor Juan Carlos Elizalde, presidente de la S. E. para las Migraciones y la Movilidad Humana, y Xabier Gómez, OP, director del Departamento de Migraciones de la CEE.
  • 19:00 horas. Identidad, misión y futuro en la pastoral con personas migradas. Monseñor José Cobo, obispo auxiliar de Madrid y responsable del Departamento de Migraciones de la CEE.
  • 20:00 horas. Descanso.
  • 20:30 horas. Oración de bienvenida.

Sábado 23

  • 8:30 horas. Eucaristía en recuerdo de Gabriel Delgado, director del secretariado de Migraciones de Cádiz y Ceuta, y de quienes perdieron la vida en el mar.
  • 10:00 horas. Mesa redonda. Comunidades acogedoras. Samuel Pérez, párroco de Cristo Rey (Zaragoza). Programa Berakah. Unidad pastoral Casco Histórico (Vitoria-Gasteiz). Corredores humanitarios y patrocinio comunitario. Tíscar Espigares, responsable de la Comunidad San Egidio en España.
  • 11:30 horas. Descanso.
  • 12:00 horas. Mesa redonda. Caminando juntos. Carolina Castejón. Secretariado de Migraciones de Orihuela-Alicante. Salvador Diánez. Delegación de Migraciones de Sevilla. Dorys Castillo. Mesa del Mundo Rural del Departamento de Migraciones de la CEE.
  • 13:30 horas. Descanso.
  • 14:00 horas. Comida.
  • 16:00 horas. Fortalecer la misión como delegaciones en red. Presentación del informe sobre pastoral con personas migradas en España. Consensuar propuestas operativas. Hna. Leticia Gutiérrez, delegada de Migraciones de la Diócesis de Sigüenza-Guadalajara. Xabier Gómez, OP.
  • 17:00 horas. Trabajo en grupos.
  • 18:00 horas. Descanso.
  • 18:30 horas. Puesta en común.
  • 19:30 horas. Tiempo libre de encuentro.
  • 21:00 horas. Cena. Actuación del grupo de danza ecuatoriana Mushu Pakary.

Domingo 24

  • 8:30 horas. Eucaristía.
  • 10:00 horas. Caminamos juntos en la diversidad. Comunicación de experiencia. Joan Cabot. Secretariado de Pastoral con Migrantes. Barcelona.
  • 10:30 horas. Caminamos juntos en la diversidad. Diálogo interreligioso desde la vida. Monseñor Mario León, OMI, prefecto apostólico del Sáhara Occidental.
  • 11:15 horas. Diálogo con el ponente. Oración final y clausura.

Más información e inscripciones en este enlace.

5 comentarios

  1. Me da mucha alegría ver que hay grupos en la Iglesia comprometidos en la promoción de los migrantes, que, como se ha dicho, es el signo de los tiempos y ha estado mal acogidos muchos sitios. Y también me alegra que estén de acuerdo en ir a poblar la España Riral, cada vez más abandonada

  2. Parece que a la Iglesia Católica actual no le importamos nada los españoles católicos, parece que al igual que los políticos pretenden sustituirnos por millones de extranjeros.
    No creo que Dios, al que por cierto ya casi nunca mencionáis, esté de acuerdo con todo este plan de desarraigo (de los propios inmigrantes y de los autóctonos, que a veces nos llegamos a sentir extranjeros en nuestra propia tierra) y sustitución demográfica. Esto es una locura.

    1. Sobre eso de que casi nunca mencionamos a Dios, bueno será que repase usted nuestra actividad. Saludos.

      1. He de decir que creo que se equivocan profundamente en el camino que están siguiendo. Los pocos jóvenes católicos españoles que quedamos estamos cada vez más cansados y hartos de todo esto. La verdad es que a nosotros nos cuesta cada vez más encontrar un trabajo, y formar una familia estable parece poco menos que tarea imposible. 

        Pero parece que a la Iglesia, al igual que a los políticos, no les importamos nada, solo les preocupa traer a millones de extranjeros a nuestro país para que nos sustituyan. Para que sean ellos los que tengan hijos y tengan trabajo en nuestro lugar, y para que sean ellos los que llenen las iglesias (o más bien las mezquitas).

        Por favor, abandonen este camino. Los católicos NO QUEREMOS que millones de personas vengan a sustituirnos. No queremos que el islam se implante y expanda en esta nación católica.

        Que Dios les guíe.

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.